Recibir la noticia de que eres VIH-positivo provoca incertidumbre en todos los sentidos y puede ser abrumador. El estar informado, además de ayudarte a mantener la calma, te hará tomar mejores decisiones respecto a tu salud.

El primer paso es mantenerte informado y saber qué cuidados debes recibir.

Si eres VIH-positivo, necesitas un médico. Y no cualquier médico: necesitas un especialista en enfermedades infecciosas, experto en el VIH, que pueda explicarte los tratamientos antirretrovirales disponibles.

Tu primera visita al médico es la más difícil. Es posible que te sientas tan abrumado y nervioso por tu diagnóstico que te resulte difícil pensar en lo que deberías preguntar. Pero necesitas comenzar con el pie derecho.  Aquí te damos una serie de consejos importantes:

APRENDE LO QUE PUEDAS SOBRE EL VIH ANTES DE TU CITA.

Cuanto más sepas de antemano, más eficiente y productiva será tu visita y más fácil será comprender lo que te dice el médico. También te ayudará a hacer mejores preguntas. Asegúrate de que tus fuentes de información sean fiables, existen muchos mitos sobre el virus circulando por internet.

PREGUNTA PARA ACLARAR.

Si no haces preguntas, tu médico asumirá que entiendes todo perfectamente y no necesitas más información. También es una ayuda repetir lo que crees que el médico quiere decir con tus propias palabras, y preguntar si eso es correcto.

SE HONESTO.

Si fumas, consumes drogas, bebes en exceso o tienes múltiples parejas sexuales, no “olvides” decirlo. Recuerda que tu médico no te juzgará y solo podrá ayudarte si sabe lo que realmente está sucediendo.

HISTORIAL MÉDICO ACTUALIZADO.

Asegúrate de que el doctor conozca tu historial médico, incluidas las enfermedades y cirugías pasadas y los medicamentos actuales que tomas (en caso de que aplique).

Ahora, ¿qué preguntar?

Esta es una guía de algunas cosas que podrás cuestionar en tu primera consulta:

  1. ¿Cuánta experiencia tienes con el tratamiento contra el VIH?
  2. Vivo con el VIH, ¿qué sucede después?
  3. ¿Cómo puedo saber si mi sistema inmunológico está funcionando y qué tan bien está funcionando?
  4. ¿Qué pruebas pueden ayudar a controlar la infección por el VIH?
  5. ¿Qué tratamientos existen?
  6. ¿Cómo funcionan y en qué consisten?
  7. ¿Cuál es el costo de los tratamientos?
  8. ¿Estos tratamientos causan efectos secundarios? ¿Cuáles?
  9. ¿Cuánto tiempo estaré en tratamiento?
  10. ¿Cómo decides qué tratamiento debo tomar?
  11. ¿Tengo que tomar medicamentos si me siento bien?
  12. ¿Hay cosas que debo cambiar en mi vida cotidiana?
  13. ¿Cómo puedo mantener un estilo de vida más saludable?
  14. ¿Todavía puedo hacer ejercicio y estar físicamente activo con el VIH?
  15. ¿Qué síntomas debo tener en cuenta?
  16. ¿Qué puedo hacer para prevenir los problemas causados ​​por el VIH y las infecciones oportunistas[1]?
  17. ¿Cómo puedo proteger a otros de contraer el VIH?
  18. ¿Necesito usar un condón u otro método de prevención?
  19. ¿Con qué frecuencia necesito ver al médico? ¿Cuándo puedo llamarte, entre citas?
  20. ¿Mi diagnóstico es confidencial?
  21. ¿Debo hacerme pruebas para detectar otras infecciones de transmisión sexual (ITS)?
  22. ¿Ofreces algún tipo de asesoramiento sobre cómo llevar esta situación? Si no lo haces, ¿me puedes recomendar un lugar donde lo ofrezcan?

Vivir con el VIH puede ser un desafío. La comunicación con tu médico te ayudará a controlar tu salud. Habla regularmente con él sobre cómo te sientes y comunícate de manera abierta y honesta. Infórmale sobre cualquier problema de salud que tengas, para que puedas recibir un tratamiento que te permita llevar una vida plena. Discute con qué frecuencia debes asistir a las visitas médicas.

Es un virus que tienes que mantener bajo control. El primer paso es acudir a esa primera cita con un médico especializado en el VIH. ¡Puedes hacerlo! Acércate siempre a un médico para más información.

[1] Infecciones que las personas que viven con el VIH pueden contraer con facilidad.

Conoce otras organizaciones que brindan apoyo a personas que viven con el VIH o el sida.

Las 3Rs del VIH: Reducir carga viral, reducir efectos secundarios en el organismo y reducir enfermedades asociadas al VIH.

Acércate siempre a un médico para más información.

Conoce las 3R’s del VIH para mejorar la calidad de vida de los pacientes: Reducir carga viral, Reducir efectos secundarios en el organismo y Reducir enfermedades asociadas al VIH.